Shares

keynote

Esto fue lo más destacado de la charla inicial en la plenaria del segundo día en SCEWC 15. Ponencia a cargo de:

Beth Simon NoveckFundadora y Directora de  The Governance Lab, NY.

“Los datos son importantes pero no son nada si no se analizan bien”. “Hemos tenido experiencias negativas en ese sentido en el que un gran número de datos de diversas procedencias no ayudaban a resolver problema”. “Y precisamente los datos han de servir para eso para ayudar a resolver problemas.”

El grueso de su exposición ha consistido en enumerar y explicar una serie de aplicaciones puestas en práctica, bien por la institución que representa o en otras ciudades, que ayudan a los ciudadanos en la resolución de problemas o cuestiones concretas. Algunas implementadas desde el ayuntamiento de NY, como por ejemplo una destinada a los pequeños comercios que desean instalarse en una zona concreta de la ciudad, en la que pueden obtener información de interés de los ciudadanos que viven en las distinta áreas. U otra como, Pulse Point destinada a conectar ciudadanos que puedan sufrir un ataq1ue al corazón con otros en los alrededores capacitados, por el motivo que sea, para prestarle un primer auxilio en ese sentido antes de que lleguen las emergencias.

De algún modo, se trata de llevar a una escala de gobierno-ciudadano, el trasfondo de plataformas o redes sociales, que conectan personas por gustos, intereses, profesión etc, como pueden ser Linkedin o Tinder. “El reto es tender entre ciudadanos y gobierno canales de comunicación permanentes para relacionarse bien”.

Otra tendencia al alza y muy importante sería el crowdsourcing, la tendencia a impulsar la colaboración en masa, que gracias a la tecnología, puede lograr objetivos de negocios o resolver problemas  sociales. Cita el ejemplo de la ciudad de Quito que después de sufrir un terremoto utilizó los métodos y procesos de otras ciudades que habían sufrido desastres similares

“La idea sería crear plataformas de abajo arriba, lo cual plantea la necesidad de que los ciudadanos se reinventen en su papel como ciudadanos, asumiendo un rol mucho más activo, en el que sus propuestas van a ser tenidas en cuenta.” “El crowdsourcing para proyectos cívicos es algo fundamental: el ciudadano siente que las ideas vienen de arriba abajo, y reúnen ideas que pueden financiarse también con crowdfounding, se produce un dialogo prodcutivo entre gobierno y ciudadanos.”

 

 

Tags: , ,

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.